Informe | 1 de cada 8 personas en el mundo es obesa

La tasa mundial de obesidad se ha cuadriplicado en niños y duplicado en adultos desde 1990, según un nuevo estudio publicado en la revista médica The Lancet este 1 de marzo de 2024.

Alrededor de mil millones de personas en el mundo, 1 de cada 8 de la población mundial, son obesas y tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30.

Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que su institución había estimado que la tasa mundial de obesidad alcanzaría los mil millones de personas en 2030, pero la cifra se alcanzó ya en 2022.

En una conferencia de prensa sobre el nuevo estudio de The Lancet, Majid Ezzati, su coautor y profesor de salud pública en el Imperial College de Londres, dijo que estaban “desconcertados” por la rapidez con la que se habían desarrollado las tasas de obesidad.

Pero este aumento de la obesidad no sólo sucede en países ricos. Los nuevos datos muestran que las tasas de obesidad, en general, están estabilizándose en muchos países ricos, pero aumentan rápidamente tanto entre adultos como niños en países de ingresos bajos a medios como Egipto, Irak, Libia, Sudáfrica, Chile y Siria; Turquía y México tampoco se quedan atrás.

DISMINUYE EL NÚMERO DE PERSONAS QUE PASA HAMBRE

Los nuevos datos señalan algunos avances en la reducción del número de personas que pasan hambre en todo el mundo. En los últimos 30 años, la proporción mundial de adultos con peso inferior al normal se ha reducido a la mitad, una quinta parte en las niñas y en un tercio en los niños menores de 18 años.

Sin embargo, el estudio también indica que en algunos países la situación no ha mejorado como en Etiopía y Uganda, donde la proporción de adultos en esa situación apenas ha cambiado.

Otros países, como India, Bangladés y Pakistán han visto disminuir drásticamente la proporción de adultos con peso inferior al normal. En Pakistán ha bajado del 27 al 7 por ciento, desde 1990, pero ha aumentado la proporción de adultos obesos, del 3 al 24 por ciento, en el mismo período. Es una tasa de obesidad más alta que la de la mayoría de los países de la Unión Europea. Esto también ha sucedido en algunos países del África subsahariana.

UNA INYECCIÓN ADELGAZANTE

Según Branca hay tres razones que explican estos cambios. Se ha producido una transformación en la producción de alimentos, luego está el tema de “la biología de la doble carga” y, finalmente, hay carencia de políticas de salud pública.

En primer lugar, los últimos 30 años han estado marcados por una rápida industrialización en países como Egipto y México, donde se han transformado los sistemas alimentarios, sobre todo en las zonas urbanas, afirmó Branca, que menciona “las ventas de alimentos o bebidas procesados o el número de supermercados y puntos de venta”.

La segunda razón tiene que ver con “la biología de la doble carga”, dijo Branca. Se refiere a personas que tuvieron bajo peso al nacer o no recibieron suficiente alimentos cuando eran niños. A menudo son más propensos a tener sobrepeso u obesidad en la edad adulta. Esto podría explicar los cambios observados en el África subsahariana.

El tercer aspecto está relacionado con la carencia de políticas gubernamentales y, como resultado, la falta de acción por parte de los departamentos de salud para mejorar el acceso de las personas a alimentos saludables.

A diferencia de los países más ricos, según Branca, muchos países de ingresos bajos y medios tienen muy pocas o ninguna política para frenar la “enorme” presión creada por la comercialización de alimentos con alto contenido de grasa, azúcar y sal.

También te puede interesar

+ There are no comments

Add yours

Dejá una respuesta